FEPRINCO y los impuestos: “Parece que quieren igualarnos a todos en la pobreza”

Gremios advierten que los nuevos tributos proyectados sólo agravarían la recesión, el desempleo y la informalidad.

En un pronunciamiento general, los gremios de la producción, la industria, el comercio y los servicios condenan la idea de gravar la economía con nuevos impuestos “como si todo se resolviera por arte de magia”.

A menos de un año de la reforma fiscal sancionada por el Congreso para aumentar la presión tributaria con el pretexto de la equidad –argumentan los gremios- dichos sectores vuelven a la carga con cinco proyectos que pretenden desandar lo andado y gravar una parte de la actividad comercial en el peor momento de la economía nacional”.

Y agregan que lo hacen “de manera muy astuta y tratando de ganarse la empatía de la gente, anuncian que afectarán las industrias del tabaco y de bebidas así como la producción y comercialización de soja”.

MENOS COMPETITIVOS – El pronunciamiento de los gremios expresa que “en cuanto a la soja, gravar su exportación nos haría menos competitivos en el comercio internacional donde nos disputamos el mercado con países que subsidian su producción y afectaría al principal rubro que genera divisas, equilibrando el valor de la moneda y la balanza comercial”.

Luego consideran que “quienes proponen estos impuestos insisten en ignorar que la producción de soja es hoy realizada en su mayor parte por pequeños y medianos productores, no por quienes ellos llaman terratenientes. Además ignoran que la producción de commodities es hoy el principal motor de la economía nacional desde el cultivo, cuidados culturales con efectos multiplicadores invalorables”.

COMBATE A LA POBREZA – Más adelante los gremios estiman que “el combate a la pobreza pasa por la creación, y hoy conservación, de empleos y por la defensa de la producción agrícola e industria en un país eminentemente agropecuario, sobre todo, después de haber comprobado el último año que cuando el campo anda mal, la economía también anda mal”.

También consideran que “quienes proponen estas leyes y aumentos de impuestos parecen no leer ni escuchar las noticias para percatarse de que regionalmente, nos encontramos en una coyuntura de tremenda desventaja, pues tenemos a nuestros enormes vecinos con una devaluación terrible de su moneda, la pandemia está generando a pesar de los esfuerzos del gobierno y privados, la pérdida de miles de empleos, empujando cada día a más ciudadanos a la actividad informal”.

OPORTUNISMO POLITICO – Los gremios estiman que “más impuestos en este momento no generarán mayor recaudación, sólo mayor desempleo y profundizarán la recesión, demorando aún más la reactivación de la economía para la etapa post cuarentena, alargando el periodo de recuperación de la economía”.

Y concluyen su presentación diciendo que “en un momento de crisis e incertidumbre como el que estamos viviendo, y reiterando que las empresas nacionales están haciendo su mayor esfuerzo por salvar los empleos y el ingreso digno de sus colaboradores tratando de no morir en el intento, los proyectos de ley que buscan la suba de impuestos resultan de un oportunismo intolerable y prueban que el único interés de la propuesta es sacar rédito político  cuando todos estamos buscando disminuir el impacto negativo de esta epidemia. O bien, es el de igualarnos as todos los paraguayos en la pobreza”.

 

Autor entrada: Chaco Paraguayo