Aceiteras cierran mayo con caídas en molienda, exportación y uso de capacidad instalada

La persistente baja de nivel en la Hidrovía impone sobreprecios a los fletes fluviales.

ASUNCION – 25-06-2020 (Noticias CAPPRO) — La molienda acumulada al mes de mayo alcanzó 1.338.167 toneladas de oleaginosas, una reducción de 9,9% con relación a lo que se había registrado en los primeros cinco meses del 2019 y de más de 192 mil toneladas con relación al valor promedio de los últimos tres años. Tal lo reportado en el ultimo numero del boletin oficial de la Cámara Paraguaya de Procesadores de Oleaginosas y Cereales (CAPPRO),

A pesar de una leve mejoría en el nivel de industrialización en mayo, el procesamiento acumulado se mantiene como el peor registro desde el 2013, año en el cual iniciaron operaciones algunas de las fábricas más grandes y otras estrenaban ampliaciones.

Estos datos se relacionan principalmente con el retraso en la cosecha de soja, que a su vez aplazó el inicio de la molienda y llevó a cerrar el peor inicio de año desde que la CAPPRO fue creada en el año 2008. Esta situación fue amplificada por la actual pandemia, que llevó a que las industrias realicen ciertos ajustes en sus protocolos y en su operativa habitual para seguir trabajando y manteniendo la seguridad de sus colaboradores y todos los involucrados en la cadena de valor.

CAIDA DE EXPORTACIONES — El valor acumulado de exportación del complejo soja al cierre del mes de mayo superó los 4,06 millones de toneladas, una caída del 7% con relación a los primeros cinco meses del año pasado.

Este valor implica que la diferencia con el 2019 se ha reducido en alrededor de 75 mil toneladas en comparación a lo que se observaba al cierre del primer cuatrimestre. Si se analiza la situación separando las exportaciones de soja en estado natural con las de sus productos industrializados se puede observar una diferencia significativa en las tendencias que se venían registrando; el volumen de soja en estado natural exportado a mayo es superior en 32 mil toneladas a lo exportado al quinto mes del año pasado. Hasta el pasado mes de abril la comparación interanual era negativa en ambos segmentos, por lo que mayo consiguió revertir esta tendencia para los granos, pero no así en los productos industrializados, donde la caída se profundizó para ubicarse en más de 357 mil toneladas.

De mantenerse la recuperaciónen la exportación de granos, y de no empeorar la situación de la navegación de los ríos, incluso la caída en el volumen total se revertiría: aunque la situación de las exportaciones de aceite, harina y cascarilla serían más complejas de revertir, considerando las limitaciones impuestas por la capacidad instalada industrial

USO DE CAPACIDAD INDUSTRIAL — Al cierre del quinto mes del año la molienda acumulada de soja alcanzó 1.324.212 toneladas, lo que representa un aprovechamiento del 68% de la capacidad nominal de procesamiento en el mencionado periodo. Lo anterior implica una mejoría de 5 puntos porcentuales con relación al cierre de abril, pero que todavía se encuentra bastante por debajo del 75% que se registró a mayo del 2019.

A pesar de que se estima una cosecha muy positiva, la utilización se ha visto afectada por el retraso de la misma, lo que dificulta mejorar este indicador a pesar de que se ha cerrado algunos meses con mayor procesamiento que en 2019. Si tomamos en cuenta el alto nivel de aprovechamiento que se da normalmente entre junio y noviembre resulta difícil retomar valores en torno al 80% de utilización si no se extiende el periodo de procesamiento.

DIVISAS: MERMA DEL 24% — Las divisas generadas por la exportación de granos de soja y sus productos industrializados al mes de mayo alcanzan US$ 1.332,82 millones, un 42% del total de las exportaciones registradas. Este valor representa una reducción de más de US$ 140 millones con relación al año pasado y de 24% en relación al promedio de los últimos 3 años para este periodo. Estos números negativos se mantienen a pesar de la mejoría que se registró en el mes de mayo con relación al 2019, particularmente en el envío de soja en estado natural.

El factor más importante para el futuro cercano de nuestro comercio exterior es el nivel de nuestros principales ríos, ya que actualmente la navegación por el Paraguay es limitada y en el Paraná se necesitan trabajos adicionales para poder retomar la navegación.

Autor entrada: Chaco Paraguayo