Incomprensible inmovilidad bancaria afecta a todos los sectores de la economía

Mipymes emplazan al Gobierno a que destrabe la inexplicable parálisis tanto en banca estatal como privada. Invitan a replicar el «modelo chileno».

ASUNCION, 18-04-2020 (Chaco 4.0) – Referentes de la producción v inculados al complejo de la soja manifestaron su perplejidad por la inmovilidad de los bancos que no liberan créditos y paralizan toda la cadena de pagos. Los productores hablan de un total de US$ 3.200 millones congelados por la inmovilidad bancaria, lo cual redunda en sobrecostos financieros y retrasos en operaciones comerciales.

EN PIE DE GUERRA – En un pronunciamiento firmado por numerosos gremios de micro, pequeñas y medianas empresas, el sector reitera al Gobierno “la necesidad de crear un producto financiero estándar COVID 19 que sea puesto a disposición de la Agencia Financiera para el Desarrollo (AFD) lo antes posible, de amplio acceso y rápido desembolso con una tasa inferior al 7%, con un plazo de gracia de al menos 12 meses y un plazo de retorno de 60 meses”.

Los gremios consideran que esa sería la única via eficiente para “sobrevivir durante estos meses sin ingresos y posteriormente tener capacidad de repago”.

Los referentes del sector aclararon que “no estamos pidiendo subsidios sino condiciones realistas de devolución de un préstamo excepcional, tal como se hace en otros países”.

A LAS BUENAS O… — Las mipymes agremiadas recuerdan al Gobierno que los bancos comerciales vienen de un año con grandes ganancias que en los últimos cuatro años, expresan, han sido de por lo menos US$ 1.500 millones.

No es posible –alegan- que los bancos acumulen ganancias extraordinarias en los buenos momentos y durante las crisis no se sumen al esfuerzo de todo un país…”.

Más adelante, en un comunicado de términos muy duros, las mipymes emplazan al Gobierno en el sentido de que si no se genera “una respuesta positiva y expresa por cada una de las entidades del sistema financiero y cooperativo sumándose de alguna manera al esfuerzo nacional, en base al artículo 128 de la Constitución Nacional (“de la primaría del interés general y del deber de colaborar”) realice una acción política directa y contundente y declare como carga pública la provisión por todo el sistema financiero de los créditos solicitados en el punto dos de la presentación”.

Las mipymes le recuerdan al Gobierno que el Estado chileno no dudó un instante en defender a las empresas y los empleos, generando un acuerdo con la banca en condiciones incluso más ventajosas que las solicitadas aquí, ya que Chile otorga créditos a tasa cero, seis meses de gracia y repago en 48 cuotas.

SOLO EL CAH – En su repaso a las entidades bancarias de primer piso que deben viabilizar los créditos, las mipymes agremiadas hacen una salvedad: el Crédito Agrícola de Habilitación. Expresan estas organizaciones que “desde la primera hora el CAH ha acudido a llenar su misión con los microempresarios”, citando además a BANCOOP, que ha otorgado mejores condiciones que sus competidores.

En cambio, el Banco Nacional de Fomento –consideran- no está “a la altura de las circunstancias” instándolo a constituirse “de una buena vez por todas en la verdadera entidad de promoción de desarrollo del país, redirigiendo los recursos de su cartera -que hoy mayoritariamente son prestados para el consumo- haciéndolos accesibles a todos los estratos sociales del país”.

Autor entrada: Chaco Paraguayo