Productores españoles rechazan injerencia extrema de organismos de regulación ambiental

Cultivo de girasol, rubro emblemático de la región de Extremadura, España.

«Quieren imponernos que plantar, qué no y hasta qué hacer con nuestras propias tierras» sostienen voceros de gremio agroganadero.

BADAJOZ, España (Agroinformación.com) — Productores de la región de Extremadura -región occidental española que limita con Portugal y está compuesta por las provincias de Cáceres y Badajoz- acusaron a la Consejería de Transición Ecológica y Sostenibilidad de la región de entrometerse en las labores de los agricultores, intentando imponer lo que tienen que plantar o hacer en sus tierras, de manera arbitraria.

En opinión del dirigente agrario Juan Metidieri, Presidente de la Asociación Provincial de Agricultores y Ganaderos de Extremadura, esta forma de actuar «es un ejemplo de obstrucción a las labores del campo, puesto que se están dando casos en los que se está sancionando por poner viñas en espaldera, por desbrozar parcelas o incluso por podar encinas, cercenando así la libertad de elección de los propietarios de las explotaciones«.

Cabe señalar que los organismos españoles de regulación ambiental trabajan sobre la base de documentos del Panel Intergubernamental del Cambio Climático en uno de los cuales, titulado «Cambio climático y uso de la tierra«, el IPCC sostiene que «el 23% de las emisiones antropogénicas de gases de efecto invernadero provienen de la Agricultura, Silvicultura y Bosques y Otros Usos de la tierra (AFOLU)«.

Se han dado casos, sigue la denuncia de productores españoles, en los que no se permite realizar cambios en los viñedos o se limita la extensión de lo mismos, “lo que es un obstáculo a la hora de mecanizar la explotación y mejorar su rentabilidad”.

También se han dado casos de limitaciones a agricultores en el número de hectáreas a plantar de olivar convencional porque la Junta quiere imponer el cultivo de cereal para que las avutardas puedan comer.

EN PELIGRO DE EXTINCIÓN — Metidieri se pregunta si un agricultor, antes de adquirir una parcela para trabajar, debería antes pedir permiso a la consejería de Transición Ecológica y Sostenibilidad para ver primero si le dejan plantar y después qué le permiten plantar y qué requisitos debe cumplir, tanto dentro de los espacios de la Red Natura 2000 como fuera, o lo que es lo mismo, en toda Extremadura

Desde APAG Extremadura Asaja se ha recordado que, si la región es un espacio reconocido por su riqueza medioambiental, por sus zonas de protección de aves y por la riqueza de la avifauna es gracias a los agricultores y ganaderos que han dado de comer durante generaciones a todos estos animales que ahora pretenden defender desde la Junta, pero a costa de limitar el trabajo de otros.

«A este ritmo -sentenció el dirigente rural- quién estará en peligro de extinción no serán las aves, sino los agricultores«.

 

 

 

Autor entrada: Chaco Paraguayo