La soja se desploma en Chicago. En Argentina, caen la producción y los rindes

La falta de lluvias en la zona núcleo argentina está obligando a calcular a la baja tanto la producción total de soja como los rendimientos.

ROSARIO, lunes 9 de marzo (Agrofy News) — La Bolsa de Comercio de Rosario repasó que los futuros de soja en Chicago han presentado una recuperación importante en sus cotizaciones desde el 24 de febrero hasta el miércoles pasado, obteniendo un avance de US$ 9/t respectivamente.

«Ello se debe principalmente a que los inversores anticipan que los cambios en los impuestos de exportación de la soja argentina podrían afectar las exportaciones de nuestro país, teniendo en cuenta que Argentina es uno de los principales competidores de EE.UU. en este cultivo», destacó la entidad rosarina.

Anticipando a esta tendencia, el contrato más cercano de este mercado sufrió bajas importantes entre el 19 y 24 de febrero, motivadas principalmente por los magros datos de ventas de exportación informados por el Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA): «Las mismas se han ubicado por debajo de las expectativas comerciales por varias semanas consecutivas afectando a la evolución de los precios de la oleaginosa estadounidense».

Futuros soja, CBOT.

BAJAN PREVISIONES — Se estima una caída de 2 millones de toneladas respecto a lo que se esperaba hace poco menos de un mes, cuando se señalaban 20 millones de toneladas para la región núcleo. A nivel país, la reducción fue de 3.000.000 de toneladas y la estimación es de 44.000.000 de toneladas. Para la bolsa de cereales porteña el pronóstico climático a corto plazo, junto con la pérdida de condición hídrica en la región NEA, «incrementan la probabilidad de  mantener la tendencia de producción en baja durante las próximas semanas».

Se estima que el 52% del área sembrada con maíz, soja y girasol «se encuentra en condición de sequía«

El 18 de febrero las lluvias abandonaron a la región y el efecto ha sido contundente: hace una semana se alertaba por 750 mil hectáreas de soja que estaban regulares a malas, pero con las altas temperaturas de los últimos siete días el deterioro se ha expandido y alcanza ahora a 1.760.000 hectáreas. En soja de segunda se estiman 680 mil regulares y 255 mil hectáreas en condiciones malas. Ya algunos productores están pastoreando lotes y se calcula que quedarían fuera de cosecha unas 100 mil hectáreas si no llueve en los próximos días, aunque muchos lotes ya tienen daños irreversibles. La de primera también ha quedado afectada, y se estiman ahora 660 mil hectáreas regulares y 165 mil malas.

CAEN LOS RINDES — Cuánto y cuándo llueva será fundamental para minimizar los daños, aunque ya se estiman pérdidas de entre 20 y un 30%. Al este de la región las mermas son de un 80% del rinde. Algunos ingenieros explican que muy pocas veces vieron algo así, tan brusco.

«Se nota que se les acabó el agua de los perfiles. El cambio fue tan rápido: pasaron de un verde intenso a un mosaico de tonalidades marrones en una semana».

Los mejores lotes del área son los del oeste de la región, pero, si bien mantienen altas expectativas, también hay descuentos de rinde. Los rindes promedios de la región se estiman en 2.800 kilos por hectárea. Las sojas de segunda se encuentran entre plena fructificación y llenado de granos. Es primordial que aparezcan las lluvias en los próximos días para poner un piso a los rindes.

Autor entrada: Chaco Paraguayo