Productores constatan excelente evolución de cultivos de maíz y soja con biotecnología en Colonia Mariscal Lopez, distrito de Yhu

Una de las estaciones de exposición que compusieron la jornada de campo y que abarcaron maíz, suelo y soja.

La jornada de campo se realizó en la finca de Rubén Fariña, productor y cooperador de INBIO en el Programa de Agricultura Sustentable.

COLONIA MARISCAL LOPEZ, YHU (Prensa INBIO) — Una jornada intensa se vivió en la Colonia Mariscal López 6ª Línea del distrito de Yhú, Caaguazú en la finca de Rubén Fariña, productor y cooperador de INBIO en el Programa de Agricultura Sustentable con Biotecnología.

Casi 200 productores de la zona visitaron su parcela para observar los cultivos de maíz y soja, que contó con la supervisión de técnicos de INBIO y de la DEAg-Caaguazú que acompaña el proceso de este programa.

Con emoción Fariña comentó que hace tres años asistió a una jornada de campo en la finca de Flaminio Núñez, cooperador de INBIO y quedó impresionado con el desarrollo de sus cultivos, resultado del trabajo supervisado por técnicos del instituto. Allí solicitó recibir la misma capacitación.

Un año después entra en el programa y comienza el aprendizaje que hoy lo comparte con sus vecinos de la zona que suman más de 70 familias productoras.

PRESENCIA FEMENINA — Un aspecto a destacar fue la presencia de mujeres en un alto porcentaje entre quienes llegaron a la finca de los Fariña. Durante las presentaciones en las diferentes estaciones de maíz, suelo y soja, la participación de la mujer rural fue destacada porque, además de estar muy atentas a las explicaciones de los expertos, realizaron varias preguntas que confirmaron su interés en replicar la buena experiencia del señor Fariña, sobre todo en el tratamiento del suelo.

Simona Cavazzutti, presidenta de INBIO, expresó su satisfacción con los resultados que se ven en la finca y la riqueza que allí se observa.

La gerente de INBIO, Estela Ojeda, recordó que cuando conoció a Fariña quedó muy impresionada por su decisión de recibir capacitación y formar parte del grupo de cooperadores del programa. Simona Cavazzutti, presidenta de INBIO, por su parte dijo estar muy satisfecha con los resultados que se ven en la finca y la riqueza que allí se contempla. Destacó la importancia del papel protagónico de la mujer en el campo e instó a seguir trabajando para lograr el progreso en el campo que finalmente es el progreso del país.

GENTE SOLIDARIA — Un visitante inesperado fue Lauro Fischer, productor de Bella Vista quien recordó a don Fariña como un hombre de lucha y muy trabajador, mencionando las persecuciones que sufrió y el incendio de su sembradora. “Cualquier otro tal vez hubiera vendido todo y salir de aquí, pero el no, siguió adelante y lucho y hoy está progresando”, dijo.

Comentó también que el forma parte de un grupo de productores que están unidos mediante la aplicación telefónica whatsapp, desde donde ayudaron a conseguir medios para obsequiarle una nueva sembradora a don Fariña, que al final fue donada por uno de los productores que se solidarizó con él.

También estuvieron presentes representantes de la Gobernación de Caaguazú, Municipalidad, y técnicos del Ministerio de Agricultura y Ganadería, quienes al final compartieron un almuerzo junto a los productores vecinos.

APRENDER HACIENDO — Capacitar a productores y técnicos mediante la metodología “Aprender Haciendo” sobre los beneficios de la tecnología en la producción, con el acceso ordenado y responsable de la biotecnología como una herramienta más para lograr una agricultura  sustentable, es el objetivo de esta jornada de campo organizado por el Instituto de Biotecnología Agrícola (INBIO) en la finca de Néstor Rubén Fariña.

El Ing. Agr. Víctor González, técnico de INBIO, explicó que la agricultura de baja escala, caracterizada por rendimientos escasos, resulta de un acelerado proceso de degradación de los suelos y el limitado acceso a las tecnologías  disponibles en el mercado.

El manejo de los suelos, el uso adecuado de materiales con eventos biotecnológicos surgen como herramientas importantes para dar solución a esa problemática. La información correcta mediante la capacitación es fundamental para la mayor y mejor adopción de tecnologías, como se podrá comprobar en la parcela este productor” señaló el tecnico.

Por su parte, el licenciado Manuel Ocampos, técnico de la DEAg-Caaguazú, organismo del Ministerio de Agricultura y Ganadería que apoya este programa, comentó que Fariña es un productor disciplinado con ganas de aprender constantemente.

Él es un pequeño productor y trabaja en forma familiar, cada hijo tiene su parcela, siempre sigue las indicaciones que recibe de los técnicos lo que hace que sus cultivos se desarrollen muy  bien, eso mostramos en esta jornada de campo en su finca”, dijo finalmente. 

Autor entrada: Chaco Paraguayo